Le pedí un café y me dijo “sólo queda té”, fué hermoso.

(Fuente: soy-una-rosquilla-comeme)